Seleccionar idioma

Tu coche y los baches

Es un hecho demostrado que los baches pueden provocar daños en tu coche, incluso si reaccionas a tiempo y los evitas parcialmente. Y, aunque algunos daños son visibles inmediatamente, podrías tardar algún tiempo en darte cuenta de que no puedes maniobrar tu coche tan bien como antes.

En general, hay dos factores que influyen directamente en el tipo y la gravedad del daño provocado por los baches en tu coche:

  • La velocidad con la que impactas con el bache;
  • La profundidad del bache.

Así pues, ¿qué tipo de daño pueden causar realmente los baches? ¿Qué deberías hacer si impactas con un bache?

¿Qué daños pueden provocar los baches?

Neumáticos

Cuando se trata de baches, la parte más vulnerable de tu coche son los neumáticos. Entre los problemas más comunes provocados por los baches están los bultos en la pared lateral, la separación de la banda de rodadura o un pinchazo. Puede que también experimentes un desgaste desigual de los neumáticos como resultado de que la alineación cambie de posición debido al bache, o daño en las llantas en caso de tratarse de un bache profundo.

¿Cómo provoca un bache este daño?

Un bulto en la pared lateral sucede cuando el neumático impacta con un bache y el impacto separa el revestimiento (normalmente) hermético del neumático de su pared lateral, permitiendo que se filtre aire en la carcasa (o cuerpo) del neumático. Esto hace que se cree en la pared lateral una burbuja que podría reventar en cualquier momento. De forma similar, la separación de la banda de rodadura tiene lugar cuando, al impactar con el borde duro de un bache, el neumático es comprimido contra la rueda, rajando el caucho. Y, dado que las llantas de la mayoría de los coche modernos son de aluminio, es fácil que se produzcan abolladuras si el bache era profundo.

¿Qué deberías hacer si aprecias daño en tus neumáticos?

Si aprecias un desgaste desigual en tus neumáticos, es mejor estar atento a la situación. Sin embargo, si aprecia cualquier otro daño en sus neumáticos, es recomendable que los cambie tan pronto como pueda.

Si las llantas están abolladas, trata de reemplazarlas más pronto que tarde. Una llanta abollada hace que el sellado entre la llanta y el neumático sea deficiente, lo que puede llevar a fugas de aire y pinchazos.

¿Cómo puedes evitar que los baches provoquen daños en los neumáticos?

Aparte de evitar completamente pasar por encima de un bache, la forma más fácil de evitar daños por bache es asegurarse de que sus neumáticos estén correctamente hinchados.

Ruedas

Las ruedas son también vulnerables a dañarse por culpa de los baches. Los baches pueden provocar que las ruedas se tuerzan, agrieten o fisuren, lo que evitará que la rueda forme un sello hermético con el neumático. Además, una rueda torcida no rodará con fluidez. Cabe mencionar que no siempre es fácil ver si su rueda está agrietada, ya que las grietas pueden ser muy pequeñas, encontrarse en uno de los radios o estar cubiertas por polvo de frenado y suciedad de la carretera.

Otro potencial problema con las ruedas tiene que ver con su alineación. Golpear el borde duro de un bache puede sacudir su sistema de dirección, causando una mala alineación de las ruedas. Puede que solo te percates de este daño cuando tu coche bascule hacia un lado o el otro, o cuando la dirección no responde como solía hacerlo.

¿Qué deberías hacer si notas daño en tus ruedas?

Unas ruedas con fisuras o grietas tienen potencial para convertirse en un problema grave, así que lo mejor es reemplazarlas completamente. Las ruedas torcidas a veces pueden repararse. Si sospechas que tus ruedas están mal alineadas, por razones de seguridad es importante hacer rápidamente que las comprueben y las corrijan.

Dirección y suspensión

La suspensión suaviza los baches de la carretera para que no los notes. Sin embargo, un impacto repentino con un bache puede hacer que la suspensión reciba un golpe, provocando una serie de problemas. Entre las señales de que hay un problema con la suspensión se incluyen: el coche bascula en una dirección; sensación de manejo flojo; desgaste desigual de los neumáticos; o vibraciones y sonidos inusuales.

¿Cómo provoca un bache este daño?

Los baches provocan daños cuando la fuerza inicial del impacto con el bache se desplaza a través de sus neumáticos hasta los componentes del sistema de dirección y suspensión (p.ej. amortiguadores, muelles, rótulas de dirección, brazos de control, etc.) Las sacudidas repetidas de los baches pueden acelerar la velocidad con que se desgasta su sistema de dirección y suspensión.

¿Qué deberías hacer si notas daño en la dirección y suspensión?

La mayoría de los problemas con la dirección y la suspensión pueden solucionarse reemplazando la parte gastada o dañada. Puesto que el daño en los sistemas de dirección y suspensión pueden poner en riesgo tu seguridad, es recomendable que hagas que lo miren rápidamente.

Chasis, carrocería y escape

Los coches con baja altura de conducción se manejan mejor, pero es más probable que se dañen con de los baches. Entre los daños cosméticos provocados por los baches se incluyen rayaduras en parachoques y en faldones laterales. En los daños más serios se incluyen las rayaduras a lo largo del chasis, las cuales provocan óxido y fugas o agujeros en los tubos de escape, silenciadores o convertidores catalíticos. Si los tubos de escape reciben daños, se generará mucho ruido y posiblemente una pérdida de potencia. También es muy probable que el escape empiece a expulsar contaminación perjudicial, posiblemente incluyendo humos de escape en la cabina del interior del vehículo, algo potencialmente grave para tu salud.

¿Qué deberías hacer si aprecias daños en chasis, carrocería y escape?

Si te percatas de un problema con el escape, se recomienda que lo arregles cuanto antes por los riesgos para la salud y el medio ambiente. También se deberían investigar y reparar las fugas procedentes del chasis. Sin embargo, no hay necesidad de apresurarse para reparar daños cosméticos en los parachoques y los faldones laterales.

 

El contenido que aparece en este artículo tiene fines únicamente de entretenimiento e información y no deberá usarse en sustitución de consejos profesionales de un técnico o mecánico acreditado. Te invitamos a consultar a un técnico o mecánico acreditado si tienes preguntas o dudas concretas relacionadas con alguno de los temas que aquí se cubren. Bajo ninguna circunstancia nos hacemos responsables de cualquier pérdida o daño causada por los contenidos relatados.